Michelada, el México más refrescante y adictivo

Por | 22 septiembre, 2017 | 0 comentarios

Una vez que la pruebes, pasará a formar parte de tus bebidas favoritas. O la odiarás. Porque no hay término medio con la michelada, esa cerveza ‘tuneada’ made in México, a la que se añaden hielo y una serie de aditivos como tabasco, salsa Perrins, limón, zumo de tomate y, atención, salsa concentrada de almejas. Uno de los mexicanos de nuevo cuño donde la preparan con gran esmero y sabor es la taquería La Jalapeña, en la calle Doctor Piga 21, subiendo ligeramente desde la concurrida y animada calle Argumosa de Lavapiés. Puedes mezclar la base con la cerveza que quieras, aunque lo suyo es combinarla con Pacífico.

No te pierdas tampoco platos como los jalapeños, especialidad de la casa, rellenos de queso (¡cuidado que el plato arde!) o sus quesadillas de ternera o pollo. Buena realidad calidad precio en ambiente simpático, sin pretensiones.

También en Lavapiés encontramos un mexicano con mucho sabor, a pocos metros de la plaza de Nelson Mandela. En La Antigua Taquería sirven una michelada no apta para estómagos delicados ya que, como dicen allá, está bien «picosa».

Un poco más ‘fino’, quizá porque el barrio acompaña, es La Lupita, en Conde de Xiquena, 10, entre Chueca y Alonso Martínez. Ofrecen unas micheladas más ligeras que las de La Jalapeña, pero de igual modo refrescantes, aunque dónde realmente se lucen es con las margaritas: Lupita, Clásica, Tropical… y su margarita gigante si vas en grupo y quieres ‘posturear’ en Instagram.

En pleno centro de la ciudad, entre Ópera y Puerta del Sol, encontramos un mexicano auténtico donde dicen que se encuentran las mejores micheladas. Hablamos de la taquería Mi ciudad, un lugar no especialmente sofisticado pero con un toque casero que garantiza menús con fundamento, que diría Arguiñano. Ideal para comprar y llevar, o para un consumo rápido, un aperitivo de michelada y un par de tacos, a 1,5€, por ejemplo.

Bebidas de La Jalapeña

 

Categorías: Madrid Gastronomía

Cuarenta años mirando a la cámara

Por | 12 septiembre, 2017 | 0 comentarios

La Fundación Mapfre nos regala la mayor retrospectiva dedicada hasta la fecha a Nicholas Nixon (Detroit, 1947), con nada menos que 200 fotografías. La muestra incluye sus primeros trabajos de los años setenta, con las primeras vistas de ciudades, y otras obras reconocidas como la serie de ‘Las hermanas Brown’.

Desde el 14 de septiembre al 7 de enero próximo, el espectador podrá admirar su destreza en el arte del retrato, género que practica de manera obsesiva. Como en el caso de la citada serie de las hermanas, donde muestra el paso por la vida de cuatro féminas durante cuarenta años. En el experimento, en el que participaron su mujer y las hermanas de ésta, se repite un mismo patrón: el mismo orden de colocación y mirar siempre al objetivo.

Entrada general 3 euros.

Ya en octubre, a partir del 5, la Fundación Canal ha programado otra exposición tan o más estimulante si cabe: ‘Magnum: hojas de contacto’. Con ese término, hojas de contacto, se conoce a la primera impresión de los negativos, que aportan una interesante información para los editores gráficos. Son unos elementos de trabajo que no se suelen exponer y que además revelan el proceso creativo de los fotógrafos. Ahí reside el valor de esta exposición, al conocer la intrahistoria de cada foto, muchas de ellas icónicas de la historia del fotoperiodismo reciente, y firmadas por nombres tan prestigiosos como Robert Capa, Cartier-Bresson o Cristina García Rodero.

Entrada libre en la sede de Mateo Inurria (no confundir con la sala del Canal de Isabel II, de Santa Engracia).

Y en una temática más ligera, ‘De la cabeza a los pies. Portadas de moda (Madrid, 1925-1926)’, nos ofrece un surtido de portadas y fotografías de los años veinte, época que contribuyó a crear un nuevo estilo de mujer, más liberada y sofisticada. En el Centro Conde Duque, con entrada gratuita.

 Juventud efímera

Categorías: Madrid Cultura

Especial casquería, la gastronomía más entrañable de Madrid

Por | 21 agosto, 2017 | 0 comentarios

Madrid, hasta que acogió la capitalidad española, nunca fue una de las ciudades más ricas del país.  De hecho, su verdadero despegue no vino dado hasta principios del siglo XX, cuando Alfonso XIII impulsó el proyecto de la Gran Vía y la construcción del hotel Palace, dando muestras ahora sí de su incipiente solera. Por eso, y por condicionantes geográficos, su gastronomía se nutre de ingredientes humildes y brilla por platos como los callos con garbanzos o la oreja a la plancha. De hecho, podemos considerarla una verdadera capital mundial de la casquería, ese reino culinario donde se dan cita las partes menos nobles del cerdo y otros animales. Si te apetece iniciarte en el mundillo, o simplemente quieres repetir porque te gustó, aquí van algunos sitios recomendables:

La Oreja de Oro: El nombre ya nos pone sobre la pista: lo suyo en este bar cerca de Sol es pedir una ración de oreja de cerdo a la plancha. Bien hechas y con el punto justo de picante.  Llevan abiertos desde 1942, así que saben lo que se hacen.

Freiduría de Gallinejas: En el barrio de Embajadores, a tiro de piedra de Lavapiés, puedes darte un asequible festín de gallinejas, entresijos, mollejas y chicharrones. Vegetarianos abstenerse.

Lhardy: Cuentan que el dueño de Lhardy, uno de los restaurantes de lujo con más solera de Madrid, harto de que sus amigos literatos le dieran constantes sablazos, quiso explorar platos de elaboración más asequible. Hoy sus callos son leyenda (hasta los venden envasados para llevar).

La Tasquería: Una reinterpretación moderna y atrevida capaz de dignificar esos platos de origen humilde. Callos al curry, careta de cerdo con cigala o crestas de gallo con langostinos son algunas de las curiosas combinaciones que ofrece este nuevo restaurante.

Por último, si quieres conocer los entresijos de las gallinejas y aprender distinguir entre los higadillos y las mollejas, échale un vistazo a este artículo.

Platos muy de aquí

Categorías: Madrid Gastronomía

Escapadas de un día: tómate un respiro de Madrid

Por | 11 agosto, 2017 | 0 comentarios

De acuerdo, llevas unos días en la capital de España. Ya has estado en la Puerta del Sol, en la plaza Mayor, te has visto el Prado y el Reina Sofía con sus consiguientes palizones y te has comido el bocadillo de calamares de rigor. Quizá hayas ido a algún musical en la Gran Vía. Estás disfrutando de tu estancia, eso es innegable, pero la gran ciudad también puede llegar a ser estresante y está llena de turistas como tú. Quizá no sea mala opción hacer alguna escapada. Aquí tienes algunas sugerencias, todas ellas a menos de una hora de viaje.

Aranjuez: El Tajo serpentea por Castilla y hace parada en una localidad que fue escenario de incontables veraneos de la realeza. Hoy sus jardines y palacios dan testimonio de ese espléndido pasado. Además de las fresas y las ancas de rana, su huerta histórica se considera patrimonio de la humanidad. Y no es una exageración, lo dice la UNESCO. Lo mejor es ir en tren.

Toledo: Otra ciudad agraciada por el Tajo. Aunque sus empinadas cuestas son un verdadero reto, y el sol castiga bastante durante los meses de verano, visitar la ciudad del Greco y descubrir los vestigios de las tres religiones que allí convivieron (judíos, musulmanes y cristianos), bien merece una excursión.

San Lorenzo de El Escorial: Desde aquí Felipe II gobernaba el mundo. Basta con ver el imponente monasterio que acogía su corte para formarse una idea del poderío y el tronío que tuvo esta localidad en el siglo XVI. Este es el lugar que acoge el descanso eterno de los reyes de España, así como la puerta del Infierno, según cuentan las leyendas.  ¿Casualidad? Eso tendrás que decidirlo tú.

Chinchón: Famoso por su traicionero anís, este pueblo en las afueras de Madrid, concretamente a cuarenta y cuatro kilómetros, tiene una de las plazas más bonitas de España. Además en estos meses celebra sus “Noches de verano”, con ciclos de teatro, música clásica y ópera.

 

El monasterio impulsado por Felipe II

Categorías: Madrid antiguo, Madrid Cultura, Madrid Turismo

Street Art & Food Festival: arte urbano y gastronomía en el mercado de San Ildefonso

Por | 24 julio, 2017 | 0 comentarios

Hace diez años los mercados de abastos tradicionales languidecían ante el empuje de los hipermercados con su inacabable oferta e inmejorables horarios. Sin embargo, aventuras como el mercado de San Miguel en Madrid fueron abriendo el camino para un concepto de mercado capaz de aunar ocio, alta gastronomía y aprovisionamiento de víveres. Hoy proliferan por la capital los mercados que han abrazado esta nueva filosofía. Uno de ellos es el de San Ildefonso, ubicado en c/ Fuencarral 17, en el corazón de Malasaña. Para este mes de julio los responsables de S. Ildefonso han decidido programar el Street & Art Food Festival en el que la gastronomía y el arte urbano entablan un diálogo contemporáneo.

Bajo el lema de ‘12 artistas, 12 ciudades, 14 puestos gastronómicos’, se desarrollarán numerosas actividades divididas en cuatro semanas. Algunas de las más llamativas son el ‘Print Food’ (impresión sobre alimentos), ‘Retratos Sketch’ llevados a cabo con técnicas de dibujo rápido o las “Esculturas fantásticas” de Ramón Díaz Carretero, que trabaja con materiales reciclados. Mon Devane, Mister Piro, Vera Galindo, Cuelli Mangui o Shore son algunos de los nombres propios que protagonizarán esta edición del festival. Luego también existirá la posibilidad de explorar los maridajes con champagne, participar en catas de vino, descubrir el mundo del café, aprender a obtener los mejores sabores a partir de especias o diseñar coronas con elementos florales y washi tape. Si te marea tanto trajín artístico y gastronómico, el mercado cuenta con dos terrazas para relajarse y disfrutar de las vistas de los tejados madrileños del centro.

Y si demás del mercado de San Ildefonso te apetece hacer una ruta por otros mercados gastronómicos madrileños, tienes dónde elegir: San Miguel, San Antón, Antón Martín, Vallehermoso o Moncloa son algunas de las múltiples opciones. Tienes toda la información en la web del Ayuntamiento de Madrid.

Mercadeo a tope

 

Categorías: Sin categoría

Página siguiente»