Una lista de planes navideños que no te puedes perder

Por | 24 noviembre, 2017 | 0 comentarios

La Navidad ya está aquí y, como llegó, se va. Así que empápate de espíritu navideño con planes como una visita a la Almoneda Navidad, que cada año por estas fechas (del 13 al 17 de diciembre) se celebra en Ifema, en una cita ideal para encontrar regalos originales y apostar por una decoración más original y valiosa. Porque el evento reúne a distintos anticuarios que muestras piezas únicas a la venta dentro de un arco de precios entre prohibitivo y asequible.

No te pierdas, sobre todo si viajas con niños, el autobús de la Navidad o Naviluz, que hace un recorrido, de unos cincuenta minutos, por las arterias principales de la ciudad, convenientemente engalanadas de motivos navideños. Para evitar colas y agobios, la compra es exclusivamente on-line, a través de esta página, y el autobús, de dos pisos, sale en la plaza Colón (calle Serrano, frente al número 30).

La Navidad es también una época de acercamiento a la cultura cristiana y al nacimiento de Jesús de Nazaret, representado en los distintos belenes repartidos en la ciudad. Como el de CentroCentro Cibeles, en el solemne edificio de Antonio Palacios, donde se ubica el Ayuntamiento de la ciudad, que cuenta con 250 figuras de estilo hebreo tradicional, con novedades este año como el templo egipcio. Para acceder a la muestra, abierta de 10h15 a 20h. Entrada gratuita, que debe ser retirada en taquilla, o en la web, con un gasto de gestión de medio euro en ese caso.

No te pierdas la cita ineludible con los mercadillos de la plaza Mayor, que es tradición desde el siglo XIX, cuando se empiezan a vender pavos, turrones y distintas figurillas para el Belén, mientras que en la vecina plaza de la Cruz se despachan artículos de broma. Un total de 104 casetas, en la céntrica plaza, que este año presentan una aspecto novedoso, con su tejadillo triangular y una pintura roja, en el IV centenaria de esta plaza tan querida por todos los madrileños.

Encanto navideño

 

Categorías: Madrid Eventos, Madrid Turismo

Es Navidad, dedícate un menú degustación

Por | 4 noviembre, 2017 | 0 comentarios

Uno de los placeres de la gastronomía moderna es dejarse servir, sorprender, agasajar, cuidar. Fuera del clásico circuito del primer y segundo plato está el mundo del menú degustación, con una cuenta más abultada, pero sin duda una experiencia para recordar.

Ganan en fama los menús degustación del restaurante Lúa, que responden a la clásica fórmula de aunar tradición y modernidad, con una opción, la más selecta, que incluye aperitivos, entrantes, pescado, carne y postre, con una selección de cinco vinos exclusivos. Puede parecer poco original como planteamiento, pero es una apuesta segura con unos productos de primera y un servicio esmerado, bajo la dirección del chef Manuel Domínguez. En paseo de Eduardo Dato, 5.

Y en una escala de mayor alquimia, sin salir del todo de la tradición, encontramos el restaurante Goizeko Kabi, considerado una de los mejores representantes de la alta cocina vasca que podemos encontrar en la capital. Cuenta con un menú de lunes a jueves por 45 euros por persona que incluye exquisiteces como la sardina ahumada con crema de queso y lima o sus chipirones a las tres cebollas. Como dato curioso, tienen postre y también pre postre. En Comandante Zorita, 37.

Y ya de cabeza en texturas exóticas, el Soy, de Pedro Espina, ofrece uno de los menús degustación más tentadores dentro del mundo asiático, avalado por su experiencia como sushiman en Tokio. Con un precio de 65 euros por persona, el menú es una inmersión en una cocina arriesgada que va más allá del niguiri, con sopas hechas al vapor o cuajadas a base de algas, sin que pudiera faltar el atún, en este caso en tartar y con un aliño especial del chef.  En calle Viriato, 58.

Y de Asia nos vamos a África, de la mano de El Mandela, con un menú degustación con todos los sabores del continente a un precio muy asequible: 22 euros. En calle de la Independencia, 1.

Buen apetito.

Delicias orientales

Categorías: Madrid Gastronomía

Madrid, capital gastronómica de la España plural

Por | 23 octubre, 2017 | 0 comentarios

La identidad de Madrid se apoya en las identidades de las demás regiones. Aunque si bien, decía un cronista de la ciudad, una taberna sevillana en Sevilla es una taberna sevillana, en Madrid, tal es su personalidad, pronto se convierte en una taberna madrileña. No obstante, la capital sigue siendo una buena representante de la diversidad con locales Casa Hortensia, un rinconcito de Asturias en Madrid, donde probar una buena fabada (cuenta con el premio a la mejor fabada de Madrid), queso de cabrales o las fabes con almejas, que están espectaculares. Eso sí, que nadie espere una decoración fashion ni el entorno más cool. Creado como un centro regional, está concebido como un lugar de encuentro para los asturianos ausentes, abierto por supuesto a todos los visitantes. Más modernetes se han puesto ahora en la sidrería A cañada, con su remozada sede de la calle Ave María 17, en Lavapiés, donde podrás degustar sus famosos cachopos.

Son tiempos revueltos para la relación entre castellanos y catalanes, lo que no debería alejar a nadie de sus fogones. Sobre conforme se acerca la temporada de calçots, esa maravilla surgida de la tierra, que no es puerro ni cebolla, complementada con la imprescindible salsa romesco. ¿Dónde? En La Huerta de Casa Ricardo en los dos locales de Can Punyetes.

Madrid también es Castilla, una cocina con quizá menos márketing que otras, pero igualmente rica y poderosa, como se puede comprobar en Los Galayos. En plena plaza Mayor, se podría pensar que es el clásico local para ‘guiris’ con el riesgo para el estómago y la cartera. Pero nada más lejos de la realidad, puesto que en Los Galayos no dan gato por libre, sino platos como el salmón a la sidra, paellas tradicionales, pulpo a la gallega y sobre todo, la especialidad de la casa, ahora sí, Castilla pura: cochinillo asado.

Y al más puro estilo casa regional, ahí está el Centro Gallego, la Casa de Aragón,  o el Riojano.

Sabores y culturas

Categorías: Madrid Gastronomía

Picasso y Toulouse Lautrec, cara a cara

Por | 3 octubre, 2017 | 0 comentarios

No se conocieron personalmente. Picasso llegó a París con 19 años cuando el pintor francés tenía 35 y apenas le quedaba un año de vida. De pequeña estatura, bordeando casi el enanismo, Henri de Toulouse Lautrec era ya una figura reconocida cuando el joven pintor malagueño llegó a la capital del arte. Por tanto y por desgracia, la relación de influencia artística no fue recíproca, y sólo el autor del ‘Guernica’ se embebería de esos dibujos rápidos, ágiles, atrevidos, cargados de personalidad y del ambiente nocturno del París más canalla. Pensemos, sin ir más lejos, en ‘Las señoritas de la calle Avinyó’, que sin el influjo del francés quizá no hubiera sido posible, o habría sido distinta.

Pero la exposición ‘Picasso/Lautrec’, que se puede ver del 17 de octubre al 21 de enero en el Museo Thyssen-Bornemisza, va más allá. Así, rastrea la pervivencia de la huella de Toulouse Lautrec en Picasso a lo largo de toda su trayectoria, incluyendo también su etapa final. Comisariada por quien fuera uno de los directores del Museo del Prado y uno de los historiadores del Arte más reputados de España, Francisco Calvo Serraller, junto con la jefa de conservación del Thyssen, Paloma Alarcó, la exposición es una excusa fantástica para asistir al diálogo entre ambos genios. O, más que diálogo, escucha; la de un Picasso que aún andaba necesitado de maestros para más tarde volar solo, y de qué manera. Entrada general, 12 euros. Reducida, 8. Más información, aquí.

Y porque no hay dos sin tres, un colofón recomendable para una jornada artística es la visita a la exposición de Zuloaga. A pocos minutos a pie del Thyssen, en la Fundación Mapfre se expone ‘Zuloaga en el París de la Belle Époque. 1889-1914’, hasta el 7 de enero. Testigo de esas vanguardias, Zuloaga, como Sorolla, siguió transitando camino más convencionales, pero no por ello de menos hondura. En unos cuadros que hacen pensar también en Gustavo de Maeztu, la obra de Zuloaga, que gozó de un enorme éxito internacional  en vida, nos remite a la España más esencial.

Precursores

Categorías: Madrid Cultura

Michelada, el México más refrescante y adictivo

Por | 22 septiembre, 2017 | 0 comentarios

Una vez que la pruebes, pasará a formar parte de tus bebidas favoritas. O la odiarás. Porque no hay término medio con la michelada, esa cerveza ‘tuneada’ made in México, a la que se añaden hielo y una serie de aditivos como tabasco, salsa Perrins, limón, zumo de tomate y, atención, salsa concentrada de almejas. Uno de los mexicanos de nuevo cuño donde la preparan con gran esmero y sabor es la taquería La Jalapeña, en la calle Doctor Piga 21, subiendo ligeramente desde la concurrida y animada calle Argumosa de Lavapiés. Puedes mezclar la base con la cerveza que quieras, aunque lo suyo es combinarla con Pacífico.

No te pierdas tampoco platos como los jalapeños, especialidad de la casa, rellenos de queso (¡cuidado que el plato arde!) o sus quesadillas de ternera o pollo. Buena realidad calidad precio en ambiente simpático, sin pretensiones.

También en Lavapiés encontramos un mexicano con mucho sabor, a pocos metros de la plaza de Nelson Mandela. En La Antigua Taquería sirven una michelada no apta para estómagos delicados ya que, como dicen allá, está bien «picosa».

Un poco más ‘fino’, quizá porque el barrio acompaña, es La Lupita, en Conde de Xiquena, 10, entre Chueca y Alonso Martínez. Ofrecen unas micheladas más ligeras que las de La Jalapeña, pero de igual modo refrescantes, aunque dónde realmente se lucen es con las margaritas: Lupita, Clásica, Tropical… y su margarita gigante si vas en grupo y quieres ‘posturear’ en Instagram.

En pleno centro de la ciudad, entre Ópera y Puerta del Sol, encontramos un mexicano auténtico donde dicen que se encuentran las mejores micheladas. Hablamos de la taquería Mi ciudad, un lugar no especialmente sofisticado pero con un toque casero que garantiza menús con fundamento, que diría Arguiñano. Ideal para comprar y llevar, o para un consumo rápido, un aperitivo de michelada y un par de tacos, a 1,5€, por ejemplo.

Bebidas de La Jalapeña

 

Categorías: Madrid Gastronomía

Página siguiente»