Antonio Palacios, arquitecto de la ciudad

Por | 15 noviembre, 2016 | 0 comentarios

Si Barcelona tuvo a su Gaudí, en Madrid tenemos a Antonio Palacios, un arquitecto menos exótico pero que supo imprimir también un carácter propio a la capital de España gracias a sus elegantes proyectos. Aprovecha la oportunidad que te brinda la Comunidad de Madrid con la organización de visitas guiadas a su legado.  Consulta esta página para reservar tu cita. Son gratuitas.

De junio a diciembre, se han desarrollado una serie de actividades que permitirán conocer mejor la obra de este arquitecto de origen gallego, creador, entre otras cosas, del emblemático rombo que vemos en todas las estaciones de metro. De él se dijo que es uno de los responsables de mudar ese aspecto de ‘pueblón manchego’, que decían los noventayochistas, a una metrópoli de hechuras neoyorquinas.

Este 2016 se cumplen cien años de la construcción del fastuoso Hospital de Jornaleros, situado en la calle Maudes, lo que ha motivado esta serie de homenajes, necesarios por otra parte. Dicho edificio, hoy sede de la Consejería de Transporte, sintetiza como ninguno la maestría de Palacios pero apenas es conocido por los madrileños. Pese a su magnificencia, se trata de su segunda obra, aunque con ella ya se consolidó como arquitecto. Venía de realizar otro proyecto de ambición aún mayor, como el Palacio de Comunicaciones, cuya concesión logró tras un concurso público.

Palacios combina el estilo de la época, grandilocuente, imponente, influido por la Escuela de Chicago (de donde surge la fiebre de los rascacielos), pero también se mantiene fiel a la corriente regionalista propia de la España de su tiempo. Ahí está el espléndido edificio del Círculo de Bellas Artes, que supuso, con su levantamiento en 1926, el momento álgido de su carrera.

Pasada la guerra, su carrera vivió un cierto languidecimiento. Él mismo pareció alejarse de sus propias formas, muriendo en una casa humilde diseñada por él mismo, donde pasaba largos períodos en un diminuto estudio: ‘el cuarto de no estar’.

Un personaje sin duda interesante, cuya personalidad también podemos adivinar a través de sus inmortales obras.

Estilo inconfundible

Categorías: Madrid antiguo, Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*