Guía rápida de coctelerías de Madrid

Por | 26 noviembre, 2014 | 1 comentario

cocteles

cocteles

El amor por el buen cóctel —del inglés cock-tail, cola de gallo— viene de lejos en Madrid, con décadas de tradición en locales con personalidad como Cock, Del Diego o Chicote, en Gran Vía y su paralela, la calle Reina. Pero en esta breve guía no hablaremos de ellos, ya viejos conocidos de la ciudad, sino de otros locales tan o más interesantes.

Uno de ellos es el 1862 Dry Bar, que abrió sus puertas en 2012 en la animosa calle del Pez, en el corazón de Malasaña y que hace de la pureza de sus cócteles su principal sello de identidad. Nada de pétalos de rosa ni sal del Himalaya en las copas de este pub, en donde hay propuestas divertidas como un cóctel diferente para cada hora del día.

Destacamos también Kona Lei, original espacio considerado el único ‘tiki bar’ de Madrid, es decir, decoración hawaiana, exotismo polinesio y elementos primitivos en el 8 de la calle Hernán Cortés. El dueño del establecimiento es un gran conocedor de esta cultura indígena y prepara sus siropes con frutas frescas, con un toque más natural que en otro bar de similar inspiración: el Bora Bora de la calle Ventura Rodríguez. Más ‘mainstream’ y donde uno no se extrañaría ver a José Luis Torrente bien acompañado, sirven ese tipo de cócteles llamativos servidos en cocos, con bengalas y pajitas kilómetros.

O’Clock, en Juan Bravo, 25, es uno de los habituales en las guías de los locales ‘a los que hay que ir’, especialmente famoso por las arriesgadas mezclas que proponen. Como su cóctel, atención, de rabo de toro, o el de gazpacho andaluz, original versión del Bloody Mary de toda la vida. Decoración con sabor algo anticuado, al estilo de pub inglés del siglo pasado, es ideal para las noches de otoño e invierno, con esa atmósfera entre acogedora y algo melancólica.

Concluimos este recorrido por el mundo del cóctel en el Charly, con Carlos Moreno, su barman, como uno de los mayores atractivos del local. Su prestigio se lo ha ganado por detalles como los cinco minutos clavados que dedica para preparar una de las especialidades, del clásico Old Fashioned,

Un gran plan para disfrutar de las noches madrileñas antes de volver a descansar a nuestro confortable hotel de la Plaza Mayor. ¿Nos acompañas?

Foto: Jdcollins13 via Wikimedia Commons. Licencia CC 2.0

Categorías: Madrid Gastronomía, Madrid Noche

Comentarios

  1. juan carlos dice:

    Creo que se quedaron cortos con las recomendaciones , pero tampoco estan tan mal son conocidas para quien conoce la ciudad de Madrid.

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*