De terrazas por Madrid

Por | 27 junio, 2014 | 0 comentarios

Terrazas en MadridEl verano es la consagración de la terraza de Madrid, sobre todo cuando el sol pierde su fuerza y permite disfrutar del aire libre sin padecer sus rigores. La oferta es abundantísima, sobre todo tras la ley antitabaco, que provocó que cualquier bar con unos pocos metros libres al aire libre instalará ahí las mesas que pudiera.

Para los bolsillos más apretados, las terrazas de 100 Montaditos o La Sureña son una alternativa barata para consumir cantidades considerables de cerveza a precios muy tentadores. Se pierde el espíritu del bar de autor en favor de la franquicia despersonalizada, pero a cambio se gana en cubos con cinco o seis cervezas por unos pocos euros. Hay locales de este tipo en La Gran Vía, en la plaza de Alonso Martínez y en la plaza de los Cubos.

Más encanto tienen las terrazas situadas en las plazas más bonitas de Madrid, como las de Santa Ana (Cervecería Alemana, o los pinchos de cocina fusión de Lateral), muy cerca de la plaza de Matute, pequeña encrucijada de calles en la que se encuentra el Matute 12, con especial oferta de gin tonics de todos los tipos. A pocos cientos de metros de nuestro hotel en la calle Atocha, nos adentramos en Antón Martín y Lavapiés, con locales cada vez más agradables y modernos para tomar unas cañas o un mojito. La calle Santa Isabel gana enteros, con una zona destinada a las terrazas en frente al cine Doré. Y ya en el propio Lavapiés, no hay que dejar de frecuentar la animada calle Argumosa, con sus terrazas dispuestas consecutivamente.

Lugares más ‘señoriales’ para el noble arte del terraceo lo encontramos en la plaza de Ramales, contigua a la plaza de Oriente y de la que se dice que, en su subsuelo, yacen los restos del pintor Diego de Velázquez. En esa zona, próxima a la plaza Mayor, se encuentran otras terrazas muy agradables, como la de Santiago, Milaneses o la placilla de San Miguel, junto al mercado homónimo.

También son elegantes y en verano gozan de gran ambiente las del paseo de Recoletos, como la del Café del Espejo o la del Café Gijón, que con el calor apuesta más por la cerveza y el gin tonic que por las bebidas calientes.

Tan solo unas propuestas o sugerencias en el universo de la terraza donde, huelga decirlo, la improvisación y el factor sorpresa son también aliados del viajero.

Categorías: Madrid Diversión, Madrid Gastronomía

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*