El cocido es para el invierno

Por | 10 diciembre, 2014 | 0 comentarios

cocido madrileñoLos meses de frío son los más indicados para tomar cocido, el plato estrella de la gastronomía madrileña. Se trata de una receta que puede parecer sencilla, aunque se ha ido depurando de generación en generación, y desde luego es mucho más que garbanzos con sopa. Su servicio incluye todo un ritual, los ‘vuelcos’, que suponen un verdadero homenaje a eso que ahora se conoce como ‘slow food’.

Casa Jacinto es un buen lugar para iniciarse en los placeres del cocido. Con aspecto de clásica fonda madrileña, con camareros vestidos a la antigua usanza, se encuentra a pocos metros del Senado, en una zona muy tranquila y agradable, trasera a la Gran Vía. Las raciones de cocido son abundantes, y sale a unos 12 euros por persona, bebidas aparte, lo que genera que el local se llene, especialmente los fines de semana, por lo que se recomienda reservar con antelación.

No muy lejos se encuentra uno de los restaurantes más conocidos de Madrid por su especialización en el cocido: la Taberna de la Bola. En la calle del mismo nombre, es un local agradable, con muchas fotos y retratos en las paredes, en donde no es raro ver incluso a turistas japoneses, tal es la fama del establecimiento.

Otro lugar bien castizo, es Malacatín, que abrió sus puertas en 1895 como despacho de vinos, para ir centrándose con el tiempo en restaurante tradicional. Ambiente típico, interior, decoración a la andaluza, ofrece otras especialidades aparte del cocido, como los callos, bacalao con tomate o recetas más actuales como el atún rojo. Las raciones de cocido son muy vistosas, generosas, y de una contrastada calidad que se nota hasta en los garbanzos, traídos expresamente de Zamora o en los embutidos de León. Menús en torno a 30/35 euros para una comida copiosa, como demuestran las bandejas con los ‘vuelcos’ hasta arriba de carne. ¿Dónde? En el corazón del barrio de La Latina (muy cerca de nuestro hotel), calle de La Ruda.

Buen provecho.

Categorías: Madrid Gastronomía

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*