El gran templo de Madrid: la Catedral de La Almudena

Por | 14 mayo, 2013 | 0 comentarios

Rompió esquemas en su momento y fue muy criticada pero hoy en día es uno de los monumentos más queridos por los madrileños.

La Catedral de Santa María la Real de La Almudena es uno de los mejores ejemplos del estilo gótico en su diseño. Emplazada junto al Palacio Real, alberga en su interior la talla de la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, obra que se atribuye al escultor Diego Copín de Toledo y fue cincelada en el siglo XVI.

La historia de este templo es vibrante. Cuando la capital de España se trasladó de Toledo a Madrid en el siglo XVI, la capital de España no tenía una catedral propia.

Su construcción oficial no comenzó en realidad hasta 1883  con proyecto del arquitecto Marqués de Cubas y oficialmente no terminó hasta 1993. Sin embargo, incluso después de la fecha de finalización oficial se llevaron a cabo infinitos trabajos menores hasta el año 1999.

En la década de los años 30 todos los trabajos en el edificio se paralizaron debido a la Guerra Civil española.

En sus inicios su diseño particular fue duramente criticado, sobre todo a mediados de la década de 1940, debido a su singularidad. Parte de la población de Madrid expresó su disgusto y se quejó, ya que no encajaba con ningún otro diseño futuro previsto para la ciudad.

En 1993 el templo fue consagrado por el Papa Juan Pablo II.

En su interior se puede visitar el Museo de la Catedral. Abre al público de lunes a sábado de 10 a 14.30 horas.

El precio de la entrada general con visita al Museo, a la Sala Capitular y a la sacristía con subida a la cúpula es de 6 euros. Sin embargo hay una tarifa reducida de 4 euros para grupos, parroquias, minusválidos, pensionistas, estudiantes y vecinos de Madrid.

Categorías: Guías Madrid

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*