El potente lirismo de George de La Tour

Por | 10 febrero, 2016 | 0 comentarios

El Museo del Prado inaugura una exposición para los amantes más exigente el arte. A partir del 23 de febrero y hasta el 12 de junio, se podrán admirar los soberbios trabajos de un pintor poco conocido en nuestros días, a pesar de que nombrado pintor de corte de Luis XIII. Nos referimos a Georges de La Tour (1593-1652), artista muy reconocido en vida que cayó en el olvido hasta su redescubrimiento en el siglo XX y posterior consagración como pintor de culto.

Criado en la Lorena que entonces funcionaba como ducado independiente, de La Tour vivió en tiempos políticamente revueltos que, sin embargo, no le impidieron concebir una pintura que, como indican en la web del Museo del Prado, estaba «dotada de un lirismo sorprendente, sobre todo en sus escenas nocturnas, casi todas ellas religiosas». Asimismo, se destacan sus pinturas de colorido casi monocromo y sus formas monumentales, impregnadas de «soledad y silencio».

Coetáneo de Rubens, Caravaggio o Brueghel el Joven, las obras de de La Tour no están sobrecargadas de elementos, sino que buscan un intimismo y un juego con la luz que recuerda al movimiento tenebrista. Atmósferas cerradas, con estructuras sencillas y de pocos personajes, en una muestra que se divide en tres áreas: Los primeros años; Réplicas y series y Los últimos años y Georges de La Tour en el Museo del Prado. Porque entre las obras expuestas se encuentra ‘Ciego tocando la zanfonía’, que el propio Museo del Prado adquirió en 1991, fondos a los que en 2005 se sumó ‘San Jerónimo leyendo una carta’.

No dejes de acercarte a la obra de este autor de temática religiosa que incluye escenas de una delicada intimidad, como ‘El recién nacido’. Más información sobre venta de entradas, y de otras exposiciones en cartel, como la de Ingres, en este enlace.

Categorías: Madrid Cultura

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*