El Rastro de Madrid

Por | 25 octubre, 2011 | 0 comentarios

Muy poca gente conoce que fue declarado Patrimonio Cultural del Pueblo de Madrid. El Rastro mantiene el mercadillo ancestral de la villa y corte, y desde 2000 fue incluido en la ordenanza municipal con ese galardón.

Se celebra todos los domingos y festivos y por él pasan más de 100.000 personas cada jornada, desde que se instalan los puestos a las 89 de la mañana hasta que se recogen pasadas las 3 de la tarde.

Este mercadillo emblemático de la ciudad es el más grande de España y, además de una actividad comercial, se ha convertodo en una verdadera opción de ocio para los visitantes, que pueden regatear con los comerciantes, tomarse un vino o una caña en los bares cercanos y tapear.

Después de la Edad Media, a finales del siglo XV y principios del XVI a la zona se la denominó el Barrio del Rastro, y en él se desarrollaba la actividad de los ropavejeros, tratantes de ropa vieja. Sin embargo su nombre proviene de los mataderos y tenerías que instalaron en la zona.

Según los historiadores, los animales sacrificados dejaban un rastro de sangre después de ser degollados y vendidos al por mayor, y de ahí se tomó el nombre.

 

Categorías: Madrid antiguo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*