Elogio del mercado popular

Por | 6 marzo, 2016 | 0 comentarios

Conviven en armonía con los mercados gentrificados, hípsters y gourmet. Habrá quién los tilde de cutres, con cariño, y en cierto modo lo son, pero aquí preferimos denominarlos populares, auténticos y, sobre todo, sin pretensiones. Uno de ellos, en pleno centro de Madrid, a pocos metros de Gran Vía, es el mercado de los Montenses (cercano también a uno de los mejores restaurantes de la ciudad para entregarse al noble arte del menú del día: El Selva, en el número 7 de la plaza).

Uno de esos mercados de casquerías, pollerías, frutas y verduras que se ha ido impregnando de las culturas inmigrantes, como las latinas o asiáticas, con diversos puestos que ofrecen lo mejor de su particular gastronomía. Una combinación que se da cita incluso en los propios restaurantes, como el Lily, que combina la cocina peruana con la china, como la sopa wantan, con algas, rollitos de carne de pollo y verduras chinas.

En la segunda planta, encontrarás varios puestos para adquirir esas verduras latinas no siempre de fácil acceso, como el chile o los jalapeños,  vecinos de los puestos chinos más auténticos. Pato al estilo pequinés envasado, bambú encurtidos, empanadillas de marisco para sopa.. y muchas cosas más.

Dedícate a rastrear ese universo de productos de gran sabor y no te pierdas las tiendas que hay en el exterior, donde también podrás encontrar otros productos típicos chinos, como noodles o mochis. Al otro lado de la Gran Vía, en la calle Leganitos, se encuentran también una serie de establecimientos donde los propios asiáticos compran sus ingredientes para sus restaurantes. También, a mitad de calle, cerca de la comisaría de Policía, hay supermercados coreanos, donde podrás hallar una de sus delicias más preciadas: el kimchi, col china marinada con un toque picante que te resultará adictiva. Además, no engorda.

Y si después de todo este jaleo te apetece comer sin más complicaciones, te recomendamos que visites el mítico restaurante chino de plaza de España. Se encuentra en un pasillo subterráneo, al que se accede por unas escaleras situadas frente al edificio España. Barato y popular. No te lo pierdas.

Categorías: Madrid Gastronomía

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*