La estatua del Oso y el Madroño

Por | 28 octubre, 2011 | 0 comentarios

Situada en la cara occidental de la Plaza de Puerta del Sol, la estatua del Oso y el Madroño recibe con enorme majestuosidad a los turistas y visitantes que llegan a la capital de España.

Esta obra emblemática de la villa y corte es una creación del escultor Antonio Navarro Santafé y fue construida en 1966, aunque no fue inaugurada hasta un año más tarde, 1967.

Con las dos figuras pretende representar los símbolos heráldicos de la ciudad, ya que desde el siglo XIII aparece un oso rampante y un madroño con frutas en el escudo de la villa.

De hecho, ya durante el reinado de Alfonso VIII, los habitantes de la villa llevaban en su bandera un oso en forma pasante con siete estrellas en su lomo, según quedó patente en los pendones empleados en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212

Este gran símbolo de la ciudad del Manzanares está tallado en piedra y bronce, mide casi 4 metros de altura y pesa algo más de 20 toneladas.

Anecdóticamente, la estatua ha ocupado dos emplazamientos diferentes. Hasta 196 estuvo en el lado occidental, pero el alcalde Tierno Galván la trasladó al inicio de la calle del Carmen por unas obras. Desde 2009 vuelve a ocupar su sitio original.

 

Categorías: Madrid antiguo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*