Las murallas árabes: el tesoro oculto de Madrid

Por | 25 enero, 2016 | 0 comentarios

Allá por el año 850, se formó un asentamiento urbano por orden de un emir de Al-Andalus, que bautizó como Mayrit a aquel promontorio situado cerca de la actual catedral de la Almudena. Ahí se creó una ciudadela militar, con su recinto defensivo y fortaleza, del que hoy quedan importantes vestigios. Pero para verlos hay que tener algo de explorador urbano, ya que muchos de ellos no se encuentran a la vista directa, sino que hay que colarse en restaurantes, patios vecinales o restaurantes, para verlos.

Como en la planta baja de la Botillería del Café Oriente (pza. de Oriente, 4), en un comedor para celebraciones familiares que, gracias a su suelo de cristal, permite contemplar los restos de la muralla árabe, con vasijas y otros utensilios de vida doméstica a la vista. El lugar, por otra parte, bien merece una visita, con ese lujo decimonónico como de ‘Miau’, de Galdós. Consulta aquí su carta.

Sin alejarnos mucho, en el aparcamiento sito debajo de la misma plaza de Oriente, encontraremos la atalaya Torre de los Huesos, un resto arquitectónico que quedaba fuera del recinto de la muralla árabe, y que nos ayuda a conocer mejor ese Madrid embrionario.

En La Latina, si tu curiosidad es tal como para introducirte en un patio de vecinos particular, puedes probar suerte en el número 10 de la Cava Baja. El conjunto arqueológico se ha acristalado y permite comprobar cómo muchas de las viviendas de la época posterior, ya con dominio castellano, se construyeron con materiales procedentes de la muralla.

Pero los vestigios más accesibles e importantes se encuentran a la vera de la catedral de la Almudena, y han sido incorporados al bautizado como parque Mohamed I (de Córdoba), considerado el  fundador de la ciudad. Recomendamos ubicarse en el número 84 de la calle Mayor, junto al Viaducto, y contemplar la que fuera la Torre de Narigües. A partir de ahí, la puerta de la Vega, la puerta de la Sagra (pza de la Armería) y mucho más. En este web, ofrecen rutas turísticas guiadas, por si prefieres dejar descansar a tu yo más explorador.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*