Antonio Palacios, arquitecto de la ciudad

Por | 15 noviembre, 2016 | 0 comentarios

Si Barcelona tuvo a su Gaudí, en Madrid tenemos a Antonio Palacios, un arquitecto menos exótico pero que supo imprimir también un carácter propio a la capital de España gracias a sus elegantes proyectos. Aprovecha la oportunidad que te brinda la Comunidad de Madrid con la organización de visitas guiadas a su legado.  Consulta esta página para reservar tu cita. Son gratuitas.

De junio a diciembre, se han desarrollado una serie de actividades que permitirán conocer mejor la obra de este arquitecto de origen gallego, creador, entre otras cosas, del emblemático rombo que vemos en todas las estaciones de metro. De él se dijo que es uno de los responsables de mudar ese aspecto de ‘pueblón manchego’, que decían los noventayochistas, a una metrópoli de hechuras neoyorquinas.

Este 2016 se cumplen cien años de la construcción del fastuoso Hospital de Jornaleros, situado en la calle Maudes, lo que ha motivado esta serie de homenajes, necesarios por otra parte. Dicho edificio, hoy sede de la Consejería de Transporte, sintetiza como ninguno la maestría de Palacios pero apenas es conocido por los madrileños. Pese a su magnificencia, se trata de su segunda obra, aunque con ella ya se consolidó como arquitecto. Venía de realizar otro proyecto de ambición aún mayor, como el Palacio de Comunicaciones, cuya concesión logró tras un concurso público.

Palacios combina el estilo de la época, grandilocuente, imponente, influido por la Escuela de Chicago (de donde surge la fiebre de los rascacielos), pero también se mantiene fiel a la corriente regionalista propia de la España de su tiempo. Ahí está el espléndido edificio del Círculo de Bellas Artes, que supuso, con su levantamiento en 1926, el momento álgido de su carrera.

Pasada la guerra, su carrera vivió un cierto languidecimiento. Él mismo pareció alejarse de sus propias formas, muriendo en una casa humilde diseñada por él mismo, donde pasaba largos períodos en un diminuto estudio: ‘el cuarto de no estar’.

Un personaje sin duda interesante, cuya personalidad también podemos adivinar a través de sus inmortales obras.

Estilo inconfundible

Categorías: Madrid antiguo, Madrid Cultura

Broodthaers, un artista tardío y único

Por | 27 octubre, 2016 | 0 comentarios

Las hemerotecas digitales nos conducen a una primera exposición de Marcel Broodthaers , que se celebró en la primavera de 1992. Fue hace 24 años, y se cumplían 16 de la muerte de este artista nacido en Bruselas en 1976. Poeta, cineasta y artista de tendencias surrealistas, abrazó el mundo del arte a una edad considerable, los 40 años, a partir de la feliz idea de reunir los poemas que habían pasado sin pena ni gloria en su círculo artístico y pegarlos a un bloque de yeso, al que añadió pelotas viejas y diversos residuos. Algo nuevo nacía y este hombre abocado a la renuncia a su vocación se levantaba de nuevo para consagrarse años más tarde como creador.

La exposición que nos ocupa ahora se puede ver del 5 de octubre al 9 de enero, en la planta primera del Edificio Sabatini, en el Reina Sofía. Se trata de una retrospectiva organizada conjuntamente con el MoMA de Nueva York, y se plantea como un homenaje hacia un artista cuya producción, en los años sesenta y setenta, influyó notablemente en muchos creadores de su tiempo. Está considerado un creador único, con «un planteamiento radical de los enfoques tradicionales de la poesía, el cine, los libros o la propia exposición», según leemos en el programa de la exposición, que ofrece hasta 300 obras representativas de su quehacer artístico. Un punto de vista personalísimo sobre el arte conceptual y las expresiones del mundo pop, así como una mirada crítica hacia las instituciones forman parte de su trayectoria creativa. Con mentalidad de poeta, su inmersión en el mundo del arte plástico y formal no le apartó de ese canal expresivo. «Mi objeto es apartarme de una poesía literaria para dirigirme hacia una poesía del objeto», dijo en una ocasión. Podríamos decir, por tanto, que Broodthaers creaba versos con objetos, materiales, en busca, como hace la palabra escrita, de proponer nuevos y sugerentes conceptos en la mente del lector, en este caso espectador.

Vuelta de tuerca al arte

Categorías: Madrid Cultura

Cocina murciana, qué hermosa eres

Por | 7 octubre, 2016 | 0 comentarios

No tan conocida como la cocina catalana o la valenciana, la gastronomía murciana merece un discreto lugar de honor en ese festival de las cocinas regionales que es Madrid. El restaurante El Caldero es un buen representante de esta cocina que pivota sobre dos elementos nucleares: la huerta y el mar.

Fundado en 1973, El Caldero presume de dedicarse a la cocina con dedicación y lentitud, con productos traídos de los mercados de Murcia y Cabo de Palos. Pescados, mariscos, carnes y hortalizas de temporada para conseguir traer a Murcia a la capital. Situado en pleno barrio de las Letras, en la calle de las Huertas 15, es famoso su arroz a banda, con el alioli típico que le da un sabor tan característico. Y, cómo no, el arroz caldero, hecho a base de pescados, langostinos, ñoras y ajos en cuyo caldo se cuece el arroz, para luego retirar a parte todos esos elementos. Un arroz limpio y elegante, de intenso sabor a mar. Buena relación calidad precio en una ubicación inmejorable para sentir las esencias del mediterráneo en pleno Madrid. Buena relación calidad precio.

Como en El Ventorrillo Murciano, un pequeñito local especializado en arroces,  muy auténtico y sin pretensiones. Ofrecen entrantes típicos como el zarangollo (sofrito de cebolla, patata y calabacín) y michirones (habas con chorizo), mojama, quesos. Los arroces, variados, siendo el de conejo y caracoles el más famoso, aunque el de verduras tiene fama de «espectacular», en una cuenta que sale a unos 25 euros por persona. Un lugar conocido por los amantes del arroz, que saben que tienen que reservar ya que las apenas 20 plazas que tiene suelen estar muy codiciadas.

Situado en la zona conocida como Lavapiés Alto, cerca de Antón Martín (calle de los Tres Peces, 20), es un buen lugar para cenar un fin de semana, y tomar una copa después en el renovado Café Barbieri, que ha recuperado toda su solera y donde organizan conciertos, recitales y otras actividades para culminar una noche de ocio.

Arroz

Categorías: Madrid Gastronomía

Súbete al tren de la Fresa para inaugurar el otoño

Por | 20 septiembre, 2016 | 0 comentarios

Estás de suerte porque el tren de la Fresa sólo se pone en marcha en otoño y primavera. Así que apunta las fechas y no te pierdas esta singular manera de viajar en tren, del mismo modo que se hacía a principios de siglo XX. Nos referimos a un vehículo ferroviario construido entre 1914 y 1930 que organiza excursiones a Aranjuez durante los fines de semana, en un plan estupendo para toda la familia.

Hay que estar atentos porque los trayectos sólo se realizan, en lo que queda de año, durante octubre, en las siguientes fechas: 1, 2, 8, 9, 15 y 16 de octubre.

Una buena excusa para acceder al conjunto monumental de Aranjuez, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y que desde 1851 está conectado por estar particular vía, la segunda que se construyó en España tras la de Barcelona-Mataró. Inaugurado por la reina Isabel II, tenía una importancia estratégica pues suponía el primer paso del tren hacia Andalucía y Levante, desde Madrid.

El tren se ha recuperado para uso turístico y sale de la estación Príncipe Pío en torno a las diez de la mañana, para llegar en menos de una hora a Aranjuez, una de las ciudades de recreo favorita de las casas reales españolas. Durante el trayecto, unas azafatas vestidas a la antigua usanza ofrecen una degustación de los famosos fresones de Aranjuez, en una actividad que cuesta 30 euros, y que incluye el viaje de ida y vuelta, guía humana, las visitas al palacio y jardines de Aranjuez, así como los autobuses que conectan con la estación, entre otras opciones que se detallan en la web de Renfe.

Ya en el Palacio, no dejes de admirar sus suntuosos salones, como el que fuera la habitación de Isabel II, o el magnífico salón del Trono, el gabinete árabe o el gabinete de porcelana, abigarrado espacio con ornamentos chinescos, espejos, palmeras y un gracioso chino agarrado a un mono que lo imita. De los jardines, no te pierdas el Jardín del Parterre o Pequeño Versalles, cuyo nombre lo dice todo.

 

Cartel promocional

 

Categorías: Madrid antiguo, Madrid Turismo

La moda como arte

Por | 5 septiembre, 2016 | 0 comentarios

Fallecido en 2011, el diseñador Jesús del Pozo fue uno de esos modistos que puso muy alto el horizonte de sus creaciones, con el arte siempre en su punto de mira. Así lo recuerdan en el texto promocional de la exposición que le rinde tributo y que se puede ver del 13 de septiembre al 23 de octubre en la sala Canal de Isabel II: «El acercamiento de Jesús del Pozo al arte es consecuencia de su trabajo, de la necesidad de enfrentarse a la materialización de una idea plástica o poética, utilizando los mismos planteamientos de concepto, de desarrollo de soluciones matéricas y de color que un artista».

La exposición muestra un total de 50 piezas originales del diseñador madrileño, que permiten conocer el proceso creativo del autor y el particular uso que hacía de los tejidos y otros materiales para lograr un estilo propio y ambicioso. Piezas de vocación escenográfica, en las que experimentaba con las telas y los colores, creaciones orgánicas que hacen pensar en vegetales o elementos marinos, así como guiños a sus maestros, como Cristóbal Balenciaga o Mariano Fortuny, componen el contenido de esta muestra. Considerado ya un clásico de la moda española de la segunda mitad del siglo XX, la exposición permite admirar el trabajo de este modisto e impregnarse también de la estética que sedujo a la mujer española en las últimas décadas.

Entrada libre con el siguiente horario: de martes a sábados de 11h a 20h30 y los domingos y festivos de 11 a 14h, en el 125 de la calle Santa Engracia.

Y si quieres ahondar más en la cultura de la moda, no dejes de visitar el Museo del Traje, cuyas exposiciones temporales abren sus puertas tras las obras de reforma realizadas durante el verano. De fácil acceso a partir del intercambiador de Moncloa, te recomendamos te acerques para visitar las exposiciones temporales recuperadas, como la de ‘Los juguetes hablan alemán’ o ‘Joséphine Douet. Coutures’.

La moda persigue la belleza

La moda persigue la belleza

Categorías: Madrid Cultura

«Página anterior

Página siguiente»