Marta Pano

¡Feliz 200 cumpleaños, Museo del Prado!

Por | 7 diciembre, 2018 | 0 comentarios

Con la muestra  “Museo del Prado 1819-2019. Un lugar de memoria” el Museo del Prado daba así su pistoletazo de salida a las actividades para celebrar sus 200 años, nada más ni nada menos. 200 años demadrid-328114_1280 vida de esta institución que ha contemplado buen parte de la historia contemporánea de España.

Esta exposición describe un poco de lo que es y ha sido nuestro país, lleno de genios de la pintura como Goya, Velázquez o Picasso que han transmitido tanto y de forma tan distinta que sus obras no se pueden mirar de un simple vistazo, habiendo dejado un extraordinario legado cultural.

Un legado cultural que lo convierten en uno de los más visitados del mundo y batía su propio récord durante el año pasado, congregando a más de 2.824.404 visitantes.

El Museo del Prado nacía  en 1819 con una colección privada para la familia real de obras de pintores españoles. Habría que esperar hasta 1868 para que el museo se abriese al público y poco más tarde pasara a llamarse Museo Nacional del Prado.

Hasta marzo de 2019 se puede visitar esta exposición que hace una retrospectiva sin perder la vista hacia el futuro, las nuevas artes y las nuevas aplicaciones y en lo que podrá desembocar la pintura y la escultura con las –ya no tan nuevas – tecnologías.

El Museo del Prado, perfectamente integrado en la ciudad de Madrid, contempla, además, una agenda de actividades de cara a la Navidad, sobre todo de carácter familiar, para que la cultura, el teatro y las artes no se vayan de vacaciones y ayuden a crecer a los más pequeños.

Y, para el 2019, habrá que seguir con atención el calendario de actividades en ese 200 cumpleaños y soplar las velas todos juntos, pidiendo como deseo que, al menos, cumpla otros 200 años más.

Categorías: Madrid Cultura

Página siguiente»

El reloj más famoso de Madrid…y de España

Por | 18 noviembre, 2018 | 0 comentarios

El pasado 28 de octubre se cambiaba al horario de invierno. Después de que, a la vuelta de verano, no se parase de debatir sobre la posibilidad de que, en el próximo 2019, no se volviese a cambiar la hora, lo cierto es que el tema parece un poco más olvidado. El día 28 de octubre se añadió una hora más al día, se estrenó el  horario de invierno y todo como siempre.madrid-1408349_1280

Ese mismo día, los telediarios anunciaban que la decisión oficial de no cambiar la hora porque el ahorro energético apenas tiene impacto, aún tardaría en llegar. Por cuanto concierne a España, el debate en la sociedad y en distintas actividades económicas, está servido.

En Madrid, se mira de reojo al reloj más importante y famoso de la ciudad, el de la Puerta del Sol, que ya tuvo que adaptarse a aquella decisión de los años 70 y que ahora podría volver atrás.

Y es que este reloj que nos felicita cada año con sus doce deseos en forma de uvas y campanadas, ya tiene 150 años, que se dice poco, y todo se debe a un pastor leonés que se convertiría en un relojero de fama internacional durante su formación en Londres.

Se cuenta que antes de que este reloj estuviese emplazado donde hoy, estaba en lo que ahora es Apple y que antes fue una iglesia y después un hotel, y marcaba una hora pésima, de la que los madrileños se quejaban, se reían y no se podían fiar. Cuando cambió de emplazamiento a lo alto de lo que antes era la sede del Ministerio de Gobernación y ahora la Comunidad de Madrid, cada una de las tres esferas marcaba una hora distinta.

El relojero Losada, en un viaje a Madrid, lo vio y decidió construir con sus propias manos todos los mecanismos y engranajes de un reloj nuevo para regalarlo a la ciudad. Y hasta hoy.

Categorías: Madrid Turismo, Sin categoría

Página siguiente»

Perfectos Desconocidos

Por | 8 noviembre, 2018 | 0 comentarios

Ahora que el sol ha dejado de calentar tanto, a pesar de que las terrazas de Madrid se llenan de estufas al aire, ir al teatro se convierte en uno de los planes más apetitosos para una noche  de viernes.

Un poco de cultura, de entretenimiento y de saltarse la rutina del sota, caballo y rey. Incluso, acompañarlo de alguna cena suculenta después, en el segundo turno, cuando ya sabes que no tienes que darte tanta prisa en comer.iphone-410324_1280

Echarse unas risas en el patio de butacas y contemplar cómo un reparto de diez es capaz de transmitir aspectos muy cotidianos y reales con una gran maestría. Eso es lo que lleva sucediendo en el Teatro Victoria, ubicado en pleno centro de la ciudad, a 4 minutos  a pie de Sol, con Perfectos Desconocidos, dirigida por Daniel Guzmán, desde hace un tiempo y durará, al menos, hasta la primera semana de febrero.

Para quien no haya visto esta película de Alex de Ia Iglesia que se estrenaba el pasado diciembre, tiene la ocasión perfecta de ir al teatro y disfrutar con esta comedia – o tragicomedia.

El argumento, algo que sucede frecuentemente en la sociedad digital. Cómo el teléfono móvil, en sus múltiples formas y notificaciones, se entromete en la vida personal, de pareja y de relaciones sociales.

Un grupo de amigos de toda la vida se reúne a cenar en torno a una mesa y se pone a jugar a la versión 2.0 de beso, atrevimiento y verdad: leer en voz alta cualquier whatsapp, o e-mail que entre en el móvil y contestar en altavoz a las llamadas. Entre risas y peleas, se darán cuenta de cuántas cosas se ocultaban los unos a los otros.

El plan perfecto tras reír a mandíbula batiente es irse a cenar, dejar los móviles encima de la mesa y replicarlo. O no. Casi mejor no.

Categorías: Madrid Cultura

Página siguiente»

“De qué hablo cuando hablo de correr”

Por | 22 octubre, 2018 | 0 comentarios

“De qué hablo cuando hablo de correr” es un libro que el gran escritor nipón Haruki MurakamiMENDUOS CORAZONES publicaba en 2007. Un libro muy distinto a todas sus obras, sin personajes atormentados y con la ausencia también de elementos mágicos, más allá de las propias experiencias del autor corriendo una maratón o participando en una triatlón.

Gran parte del libro está ocupado por los pensamientos que tiene mientras corre y por su afán de superación. Muchas personas de las llamadas ahora runnners es posible que se sientan identificadas de alguna manera.

Porque es cierto que correr tiene que ver con el físico y el entrenamiento, pero también con lo psíquico y el corazón. De eso, precisamente, trataba una de las primeras carreras solidarias de este otoño que se celebraba en Madrid el pasado domingo 23 de septiembre, una carrera a favor de Menudos Corazones.

Esta organización sin ánimo de lucro que se ocupa de dar asistencia a familias con niños y niñas con cardiopatías congénitas, organiza cada año, de un tiempo a esta parte, un encuentro multitudinario para correr por esta causa.

Una gran marea roja de alrededor 4.000 personas se congregaban en el Parque Juan Carlos I para correr por los corazones de los niños y niñas que no pueden hacerlo a día de hoy. Grandes, pequeños, familias enteras.

Ese mismo fin de semana también se celebraba en Majadahonda la Carrera Solidaria Equinoccio – Hospital Puerta de Hierro, cuyos fondos van dirigidos al proyecto de investigación de enfermedades coronarias de la Fundación Puerta de Hierro.

Las causas unen y correr por ellas hace que nos sintamos más humanos, más conscientes de lo que pasa a nuestro alrededor, más cercanos y más presentes, de alguna manera, en la sociedad, aportando nuestro granito de arena.

La siguiente que ya está en agenda es la #InclusionChallenge, la VIII Carrera a favor de Down Madrid este  7 de octubre.

(Foto tomada de la web de Menudos Corazones)

Categorías: Madrid Eventos, Sin categoría

Página siguiente»

Madrid, capital de musicales

Por | 6 octubre, 2018 | 0 comentarios

Madrid es arte, cultura, fiesta, encuentro…también trabajo, prisa, movilidad y ahora se ha convertido en una de las principales capitales mundiales del turismo musical, la tercera ciudad en la que más actuaciones existen a día de hoy.

Y es que la Gran Vía se ha convertido en un Broadway a la española, con muchísimas obras que se pueden ver en cada uno de los lados subiendo desde Plaza de España.Billy Elliot

Una de las últimas incorporaciones a estos carteles ha sido Anastasia, que cuenta ya con un gran éxito nada más empezar sólo por el cosechado en Broadway, de donde viene directamente a Madrid, como primera ciudad europea donde se va a realizar.

Otra incorporación de este otoño es El Médico, basado en la famosa novela de Noah Gordon. Y tampoco hay que olvidarse de Wide Side Story.

Así, en torno a estos espectáculos ha surgido una nueva modalidad de turismo. No es de extrañar que muchas de las personas que se bajan en Atocha cada jueves o cada viernes sea porque aún no han visto El Rey León, en cartelera desde hace 8 años y facturando cerca de 87.000 euros por función.

Tampoco se queda atrás Billy Elliot y todos los niños que se convierten en este pequeño bailarín que quiso luchar por sus sueños, a pesar de que todo estuviese, inicialmente, en su contra. Esta obra factura 50.000 euros.

La capacidad de hacer soñar, de engalanar una ciudad con sus luces, sus decorados y su música es uno de los nuevos atractivos de Madrid que, además, genera puestos de trabajo en una industria que no siempre tiene tanto movimiento como es la de los artistas, vestuario, maquillaje e, incluso, historiadores que deberán cerciorarse que se cumplen a rajatabla las tendencias del momento histórico que se pretende trasladar – como es en el caso de Anastasia, por ejemplo.

Este otoño Madrid brillará más que nunca.

(Foto de la Web Oficial de Turismo de Madrid)

Categorías: Madrid Turismo

Página siguiente»