Madrid y sus curiosidades: la Posada del Peine

Por | 22 marzo, 2019 | 0 comentarios

No pasa inadvertida. La llamada Posada del Peine se encuentra camino a uno de los accesos de la Plaza Mayor, en calle de las Postas. Ésta es una de las más transitadas ya que muchos visitantes se agolpan delante de la joyería y su famoso reloj animado cada vez que marca una hora nueva.

Bien. Justo al lado, un poco más abajo, se encuentra la llamada Posada del Peine. Es interesante conocer la historia, tanto del peine como de la posada porque fue este edificio con su fundador, Juan Posada, quien dio el nombre a este tipo de hoteles.

245px-Madrid_-_Posada_del_peine_-_201104a¿Y el peine? Cuenta la historia que en el hotel de Juan Posada había un peine en las habitaciones sujeto a una cuerda para que los viajeros no se lo llevasen.

En esa época – hay que tener en cuenta que el edificio está allí desde el 1610 – peinarse no era un hábito como hoy en día y contar con un peine era prácticamente un privilegio de la nobleza y la alta sociedad. Los peines, entonces, estaban hechos con marfil, carey u otros materiales que poco tienen que ver con el plástico de hoy en día, que apareció prácticamente después de la II Guerra Mundial.

En este hotel el peine tampoco era pequeño como los que se pueden tener en casa, sino de grandes dimensiones y peso. ¿Alguien se llevó alguno? Claro que sí. Es posible que ahí se encuentre el origen de llevarse los amenities de los hoteles incluso cuando no se van a utilizar jamás (por ejemplo, gorro de ducha).

En la actualidad la Posada del Peine ha sido comprado por otro grupo hotelero que, sin embargo, ha querido conservar el nombre ya que forma parte de la historia de la ciudad y de las curiosidades que encierra Madrid y su gente.

Categorías: Madrid Turismo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*